Cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno

Patrón y Alcalde Perpetuo de Jamilena

domingo, 2 de septiembre de 2007

HISTORIA Y FÉ


A finales del siglo XVIII, vivía en la calle Oscura nº9 (actualmente calle Jesús Nazareno), una familia humilde, sencilla y de profunda fe cristiana, vompuesta por un matrimonio sin hijos llamados Juan Cárdenas y María Potenciana Bonilla. El marido trabajaba en el campo y en la época invernal se dedicaba a vender leña en el pueblo de Torredelcampo.

La mujer se quedaba siempre en casa debido a que su salud era mmuy delicada. Para esta mujer su mayor ilusión era tener un cuadro de Jesús llevando la Cruz camino del Calvario.

En cierta ocasión, yendo su marido a vender leña a Torredelcampo, al llegar a un lugar denominado "Los Picones", se encontró a un forastero que llevaba un lienzo de Jesús con el fin de venderlo. Juan Cárdenas, tras dialogar con aquel joven desconocido y ver el cuadro, se lamentó de no tener dinero para comprarlo, pues un cuadro así era la mayor ilusión de su esposa.

El extraño forastero, al comprobar el entusiasmo y la alegría de aquel humilde hombre, leno de fe, le entregó el lienzo diciéndole que a la vuelta, y después de vender la leña, lo esperaría en aquel lugar para que le diese el importe del mismo.

Al volver Juan Cárdenas al lugar citado para pagarle lo convenido, no encontró al desconocido. Le buscó por todas partes y al atardecer, lleno de gozo, extrañeza y cansado de esperar retresó a casa.

María Potenciana tras escuchar el sorprendente y extraño relato y ante aquel lienzo de Nuestro Padre Jesús, lloró emocionadamente y oró largo rato.

El cuadro fue colocado en un improvisado altar que hicieron en la mejor habitación de aquella humilde casa en el cuarto exterior de la planta baja. La noticia del origen milagroso de aquel maravilloso cuadro fue extendiéndose por Jamilena y la gente acudía con frecuencia a rezar ante Él.

Durante el tiempo que Nuestro Padre Jesús permaneció en casa de estos vecinos de Jamilena obró muchos milagros y ocurrió un hecho portentoso: EL LIENZO SUDÓ SANGRE.


EL LIENZO SUDÓ SANGRE

Nos cuenta la tradición popular que el lienzo sudó sangre, circunstancia ésta de resonancia provincial, pues para comprobar tal hecho vinieron autoridades eclesiásticas de la Diócesis de Jaén. Por consejo de dichas autoridades fue trasladado a la parroquia de Nuestra Señora de la Natividad y, desde entonces, es tradición girar el cuadro de Nuestro Padre Jesús cuando sale en procesión y ponerlo frente a la ventana de aquel su primer camarín.

"SE LO QUISIERON LLEVAR"

La fe de Jamilena fue creciendo cada día más así como en los pueblos de los alrededores. Como eran muchas las personas que venían a rezar a cumplir promesas y a pedir su protección del vecino pueblo de Martos, al que por entonces estábamos muy vinculados, por ser nuestra parroquia, cuadjutoría de San Amador y Santa Ana de Martos, decidió el párroco trasladar el cuadro de Nuestro Padre Jesús a la parroquia marteña antes mencionada. Para trasladarlo prepararon un carro tirado por bueyes y, cuenta la tradición, que al pasr por el puente que hay en la salida del pueblo, en la carretera vecinal que une Jamilena con Martos, que el carro se hizo tan pesado que los animales no podían tirar de él.

Tras muchos forcejeos y vanas tentativas y ante la imposibilidad de continuuar el viaje, decidieron volver a la parroquia de Jamilena. Así se hizo y los animales con agilidad y prontitud iniciaron el regreso.

El pueblo de Jamilena, que al enterarse de lo que estaba ocurriendo, empezó a acudir al citado puentey, ante la manifestación clara y evidente de que Nuestro Padre Jesús quería permanecer entre nosotros, organizaron una fervorosa y emotiva procesión.

Por todos estos hechos anteriormente citados y por las muchas veces que Nuestro Padre Jesús salvó a nuestro pueblo de epidemias, pestes, catástrofes y sequías, el pueblo lo proclamó Patrón de Jamilena, fijándose com día grande para su fiesta y procesión el día 14 de septiembre
día de la Exaltación de la Santa Cruz.